INCREÍBLE HISTORIA Es ex policía, estuvo preso por un operativo narco y denunció a altos jefes de la fuerza

Como si fuera una historia de película, un policía sanjuanino que descubrió un cargamento de droga y delató a narcos, terminó preso y exonerado de la fuerzaNéstor Agüero estuvo detenido casi dos años y medio en el Penal de Chimbas por una confusa trama. Tras quedar en libertad, siguió investigando el caso y denunció a altos funcionarios policiales. “Mi detención fue una cama tramada por mi jefe y mis compañeros”, aseguró en el programa La Justa por Canal 13.

Según su testimonio, su jefe y sus compañeros comenzaron a sentirse molestos por sus procedimientos exitosos en la ex división de Toxicomanía (hoy Drogas Ilegales). Además, los acusó de tener relación con narcos y funcionarios judiciales.

Pero, ¿cómo empezó todo? En julio del 2009, en un operativo policial, Néstor Agüero descubrió un cargamento de 30 kilos de droga que era transportado en un vehículo por una pareja narco. Ocurrió en la zona de avenida España y circunvalación en el barrio Santa Teresita.

n el 2010, el entonces oficial principal y subjefe de la División Toxicomanía, Néstor Agüero, quedó detenido acusado de encubrimiento en el caso que el mismo había descubierto.

En el 2011, la Cámara Federal de Mendoza confirmó su procesamiento y fue trasladado al Penal de Chimbas. Dos años y medio más tarde, quedó en libertad al cumplir el plazo de prisión preventiva que le habían impuesto y comenzó a investigar su propio caso.

 

En el año 2018 se llevó a cabo el juicio por esta causa en el que el Tribunal Oral Federal lo absolvió sin encontrar pruebas en su contra. También fue absuelto un funcionario judicial, Ariel Luna, acusado de encubrir a la pareja narco. Por su parte, los traficantes de droga, “El Manteca” Agüero y Vanesa Bueno, recibieron condenas de 6 y 5 años respectivamente.

Para el año 2019 el ex policía fue absuelto administrativamente en la fuerza. De este modo, podrá acceder a una jubilación como oficial principal.

Ahora, la historia comenzó a escribir un nuevo capítulo. Néstor Agüero denunció en la Justicia Federal a Marcelo Alberto Naveda, actual titular de la Dirección de D-7 (Dirección de Coordinación, Planificación y Control de la Seguridad Vial) y a algunos de sus ex compañeros. Entre ellos, el comisario retirado Heredia, quien era el jefe de Toxicomanía, el oficial principal Mario Domínguez y el sargento Andrés Moyano.

También acusó a dos funcionarios judiciales de la Secretaría Penal Nº 4, Sergio Puentedura y un hombre de apellido Taca.

El ex policía cree que fue víctima de una maniobra fraudulenta para involucrarlo en la causa y ahora busca justicia. Es por ello que durante más de dos años investigó el caso y recolectó pruebas para acusar a los funcionarios anteriormente mencionados por ocultar pruebas y falso testimonio, entre otros delitos.

“La detención del “Manteca” Agüero empieza a generar un malestar dentro del grupo que participó en el operativo. En agosto del 2009 en su primera indagatoria el “Manteca” dijo que tenía arreglos conmigo, Naveda y Heredia”, comentó el denunciante.

Ante esta situación, el policía acusado pidió que se investiguen los teléfonos de los narcos involucrados porque sospechaba que tenía conexión con funcionarios policiales y judiciales. Sin embargo, años más tarde descubrió que el teléfono analizado no era del “Manteca” Agüero sino de otro narco. Así, determinó que el teléfono peritado tenia conexión con los funcionarios policiales Heredia y Moyano.

Con esta y otras pruebas, denunció el caso en la Fiscalía Nº3 en julio del 2020 y en abril de este año pasó a la Justicia Federal desde donde todavía no tuvo ninguna respuesta.

 

Agüero, está convencido que los funcionarios policiales y judiciales tenían relación con los narcos que él delató y por eso le hicieron una cama para que vaya preso.  

Como si esto fuera poco, los 30 kilos de droga secuestrados se perdieron. Sin embargo, para el ex policía, el cargamento secuestrado no era toda la droga que estos narcos tenían en su poder. “Uno de los paquetes secuestrados tenía un número, el 118. “Todos los narcos cuando distribuyen la droga saben la cantidad que entregan. ¿Dónde está la otra droga que falta? Han llegado 118 paquetes y se han secuestrado 30 nomás”, dijo.

El ex policía manifestó que, a raíz de sus exitosos procedimientos en la calle, comenzó a tener una mala relación con sus compañeros, a los que acusa de tener conexión con los narcos.

En la entrevista, recordó que una vez que descubrió a la pareja narco pidió una orden de allanamiento a sus superiores. Pero le llamó la atención que el ex jefe de sumarios, Naveda, lo consiguiera a través de un llamado telefónico. Dijo que no hubo presentación de pruebas ante el juez para conseguir la autorización. “Uno le tiene que llevar las pruebas al juez y nunca las llevaron. Tenían confianza Taca y Naveda”, señaló. Taca era secretario del Juzgado Federa quien estuvo acusado de haber perdido el cargamento de droga incautado.

Duros momentos en el Penal

Néstor Agüero recordó los duros momentos de su detención. Dijo que nunca se imaginó vivir esa situación y reconoció que tuvo miedo. En el pabellón en el que le tocó estar, tuvo que convivir con un hombre que había detenido años antes por un homicidio. “Uno al llegar al Penal tiene que mentalizarse de salir con vida”, expresó.

“Es muy difícil la convivencia. Creo que hay una transmisión de pensamiento, y tenemos que llevarla para no tener problema”, agregó. Sin embargo, pese a su historia, aseguró que seguiría siendo policía.

Su nueva vida

Agüero comentó que actualmente se dedica a hacer trámites de gestoría, trabajó en una empresa de seguridad privada y en un negocio familiar. También agradeció y destacó el apoyo recibido por muchos de sus pares.

Por otro lado, comentó que hace poco toda su familia se contagió de Covid 19 y su esposa estuvo al borde de la muerte. Dicha situación tuvo que enfrentarla sin obra social y sin trabajo, pero lograron



Autor: Redacción Canal 13 San Juan

Comentarios

Comentar artículo